viernes, 4 de julio de 2014

BÍGAROS (CARACOLILLOS)




Los bígaros son pequeños caracoles de mar. Reciben muchos nombres, dependiendo de la zona, pero el más común es bígaro o caracolillo. En otras zonas, del País Vasco, se llaman "magurios" o "karrakelas".  Aparentemente los bígaros son un marisco "barato" pero, si hacemos una relación entre el "peso comestible" y "el peso total" yo no estaría tan seguro.  Lo que si estoy seguro es de que es un marisco riquísimo de los que enganchan y , cuando empiezas a comerlos, no puedes parar.  Es un marisco que se compra "vivo" y, como su cocción tiene una ligera particularidad con respecto a otros mariscos vivos, me ha parecido bueno poner esta receta.








- Bígaros
- Agua
- Sal





- Lavar bien los bígaros en agua con sal para eliminar cualquier resto de algas, piedras sueltas e incluso polispan de la caja de transporte que pudieran contener.







Primero.  Poner, en una cazuela, agua fría en cantidad suficiente para cubrir los percebes cuando los echemos, a la que habremos añadido 2 cucharadas soperas de sal.

Segundo. Echar los bígaros al agua y esperar a contar el tiempo de cocción hasta que empiece a hervir. Una vez que el agua esté hirviendo, contar 1 minuto (no más) y retirar del fuego.

Tercero. Dejar los bígaros en la cazuela hasta que el agua esté templada (podamos meter la mano sin quemarnos). Esto puede llevar sus buenos 15 minutos.

Cuarto.  Escurrir los bígaros.

Quinto.  Os recomiendo leer, en  la sección TRUCOS DE COCINA,  el post llamado COCCIÓN DE MARISCO

¡Y ahora, lo que toca, es buscar un alfiler para poder comerlos!  

Un saludo,

Esteban



No hay comentarios:

Publicar un comentario