domingo, 11 de mayo de 2014

ALBONDIGAS EN SALSA ESPAÑOLA

please click here ANGELINES'S RECIPES to see this recipe in English

La idea de este Blog empezó en Semana Santa por parte de mis primas y una servidora que hoy escribe. La idea es recoger las recetas de Angelines, la matriarca de la familia, para que no se queden en el olvido y que también más gente pueda disfrutar de ellas…

Empezamos en esta primera entrada con sus albóndigas. Mis recuerdos de ellas se remontan a mi niñez, siempre han sido las que más me han gustado, con perdón de mi madre, igual es porque no son las típicas con salsa de tomate, pero la verdad es cierta que son las únicas que mi padre se come…

Siempre le he preguntado, tía cómo las haces, pero hasta el verano pasado no nos pusimos un día a hacerlas juntas para que yo aprendiera. Las hice un día para mi novio, que es australiano, y le encantaron, e incluso las hicimos un dia para una cena en casa con amigos y también triunfaron. Quien le iba a decir a Angelines que sus albondiguillas iban a cruzar las fronteras....






- 500 grs. carne picada (3 partes de vaca por una de cerdo)
- 1 cebolla
- 2 huevos
- Perejil
- Sal y pimienta
- Pan rallado
- Vino blanco
- Dos pimientos choriceros
- Harina
- Aceite
- 1 pastilla de caldo de carne (starlux)








Para los que ya sepáis hacer las albóndigas, podéis pasar al paso numero 3 directamente.

Primero. Se pone la carne picada en un bol, y se salpimienta al gusto. Se añade la cebolla bien picadita, a continuación los dos huevos y se le da vueltas para que ligue. Se añade perejil bien picadito (ella diría que "a ojo", como dos cucharitas), el pan rallado (unas cuatro manos de Angelines*, no demasiado para que no se queden muy secas). También se echa un chorrito de vino blanco y se deja macerar la mezcla como una media hora.



Segundo. En un plato se pone harina, y vamos cogiendo, con las manos previamente enharinadas, trocitos de la carne y se van haciendo las bolitas (el tamaño depende de los gustos de cada cual).




Tercero. Se fríen las bolitas en la sartén con aceite, y se dejan sin mover hasta que se doren bien, y luego se dan la vuelta y se repite el mismo paso. Reservar.


Cuarto. Para la salsa: Se pone a sofreir en una cazuela media cebolla cortada en trocitos. En un mortero se ponen dos ajos bien picaditos con otro poco de perejil y se reserva.

Quinto. En la cazuela se añaden los pimientos choriceros en cachitos (en su defecto se puede poner pimiento normal). Luego se añaden, a la cazuela donde está la cebolla sofrita, las albóndigas, la pastilla de caldo de carne, el perefil y ajo (picados en el mortero) y el vino blanco.





Sexto. Se tapa, se deja cocer como unos 12 minutos y...... ¡¡Listo!!.

Espero que os sepan tan buenas como a mí… Para las próximas intentaremos poner más fotos de cómo se hace.

Un saludo y ¡feliz fin de semana a todos!

Allende

Notas:
- Las manos de Angelines no son muy grandes, así que si las vuestras si los son, añadid sólo dos cucharadas soperas
- Para el que no esté familiarizado con los "pimientos choriceros", son estos:

3 comentarios:

  1. En USA he visto pimientos secos que se parecen bastante, pero que son más como chiles. Estos pimientos NO son picantes. En Alemania sino tenía de los choriceros, o de cristal, utilizaba unos italianos secos, que también le daban buen sabor

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy oportuno tu comentario, Allende! A veces se nos olvida que nos lee gente que vive en muchos países del mundo a los que les puede resultar dificil encontrar alguno de los ingredientes que mencionamos.

    ResponderEliminar