domingo, 20 de diciembre de 2015

REDONDO DE TERNERA RELLENO

Hola:

No recuerdo una Nochebuena que en mi casa no se halla comido REDONDO DE TERNERA RELLENO. No se si es una tradición solo familiar o pasa en otras casas pero, sin este plato, la Navidad no sería lo mismo para mi.  No es un plato excesivamente difícil de preparar pero si exige paciencia y tranquilidad. 


(para 6 personas)



- 1 filete de Ternera conocida de la zona de la "Tapa" de unos 800 grs. de peso (*)
- 2 ó 3 huevos 
- Bacon
- Jamon York
- Pimientos rojos en tiras
- Aceitunas
- Sal 
- 3 dientes de Ajo
- 2 cebollas medianas
- 1 Zanahoria
- Harina
- Pimienta Negra
- Aceite de Oliva
- 1/2 vaso de vino blanco
- Hilo de Bramante (para el atado del redondo)


(*) Es importante que el filete esté lo más entero posible y que no sea demasiado grueso.




- Cocer los 2 huevos y cortarlos en 4 partes (a lo largo).

- Cortar las aceitunas (eliminar el hueso y trocear).

- Quitar el bacon el borde duro.

- Salar "al gusto" el filete por la parte interior (la que vamos a rellenar).

- Cortar la cebolla en juliana

- Cortar la zanahoria en juliana

- Pelar y laminar los ajos






Primero. Extender bien el filete y poner encima (con la fibra en vertical a vosotros) las tiras  de Jamon York, Pimientos, Aceitunas y Bacon alternando entre ellas. Es importante que tapéis la mayor parte de carne posible pero "sin pasaros" que luego habrá que enrollarlo. Ver la foto.



Segundo. Enrollar el filete "con mucho cuidado" (de izquierda a derecha en la posición que véis en la foto de manera que, al cortarlo, la fibra quede en perpendicular al corte). Esta es la parte más difícil del proceso. Procurad que la carne quede montada para tapar el redondo. Ver foto.



Tercero. Atar el filete con el hilo de bramante (hilo de algodón) tanto en sentido longitudinal como transversal. Tener cuidado de atar bien los extremos para que no se escape el relleno (yo, a veces, he recurrido a "coser" los extremos).





Cuarto. Enharinar el redondo, salpimentarlo "al gusto" y freirlo en una sarten o cazuela adecuada al tamaño,  con aceite de oliva hasta que quede dorado  (no hace falta que se queme, tened en cuenta que luego lo vamos a poner en la olla express). Es conveniente que lo sujetéis en vertical para que se frian también las dos puntas. Reservar.




Quinto. En una olla express (con la tapa abierta) añadir aceite de oliva y echar la cebolla, la zanahoria y el ajo a pochar. Echar un poquito de sal para que poche mejor. No hace falta que se doren sino que queden "blandas".




Sexto. Añadir a la olla el redondo (que teníamos reservado) y añadir el vino blanco y un poco de agua. Cerrar la tapa y cocer a potencia media (rallita segunda del indicador) durante unos 20 minutos.




Séptimo. Abrir la olla, retirar el redondo y meterlo al congelador para que se enfríe y endurezca un poco. No hace falta que se congele. Esto lo hacemos para luego poder partir mejor las rodajas.


Octavo. En un recipiente adecuado, poner "la salsa" (la cebolla, ajo, zanahoria, vino blanco y agua) que nos ha quedado en la cazuela y triturarlo con una batidora de brazo. Una vez tengamos la salsa triturada poner la mitad de la misma en la cazuela definitiva. 



Noveno. Sacar el redondo del congelador, quitar el hilo de bramante y partir "con mucho cuidado" (y un cuchillo bien afilado) lonchas de 1 1/2 cm. aprox. Ir depositanto las rodajas con cuidado para que no se rompan sobre la salsa que tenemos en la cazuela y luego cubrir con el resto de la salsa.


¡Terminado!. El aspecto servido en plato debiera ser algo así:




¡Espectacular! ¿No?

Un abrazo,

Virginia

No hay comentarios:

Publicar un comentario